Capicúa

10 Dic

Me encanta que haga frío

Creo que hubiera sido muy divertido tener un nombre capicúa. Que mi nombre se pudiese leer de izquierda a derecha y de derecha a izquierda me hubiera facilitado mucho a la hora de aprendérmelo, me habría ahorrado aprender tantas letras,  no me confundiría al momento de escribirlo, y cuando se lo dijera a alguien lo aprendería rápido y muy difícilmente lo  olvidaría. Eso les sucede a Otto y a Ana, ambos nombres capicúas. Ellos son los protagonistas de la película española Los amantes del círculo polar.

Para mi comodidad no hace falta buscar una manera de describirla, ya está dicho. En una canción dice así: “la película más bella y la más triste que en la vida pude ver…”. Eso, exactamente eso es esta película. Todas las vueltas y los caminos por donde nos lleva el amor, siempre son un laberinto, y las cosas por las que nos hace pasar son siempre sorprendentes. A esta pareja, la vida y el amor les han preparado todavía las más inesperadas situaciones, llevándolos hasta límites que nunca se imaginaron vivir.

Fuera de las formas típicas del amor, esta película española arrastra por la peculiar manera de contarse y cómo muestra las posibilidades del amor, que siempre termina por atraparnos en un círculo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: